Visita cultural a Casa Ganaderos

El día 25 de abril de 2017 la Real Hermandad visitó la Casa Ganaderos de Zaragoza invitados por su D. Armando Serrano Martínez, a quien desde esta revista queremos agradecer especialmente su buena acogida y magnifica disposición.

Allí fuimos recibidos por D. Armando Serrano Martínez quien explicó a los asistentes, con todo detalle, la historia singular de esa institución que tiene su origen en un documento otorgado en Zaragoza por el Rey de Aragón, Jaime I, el día 18 de mayo de 1218, a través del cual instituye la Casa con una jurisdicción propia para los ganaderos de Zaragoza, situando al frente de ella al denominado “Justicia de Ganaderos” cuya primera designación
recayó en Domingo de Montealteto.

La Casa de Ganaderos surgió como Cofradía de San Simón y San Judas, nombre por el que también se la conoce. Por lo tanto la Casa de Ganaderos, que por otra parte es una institución similar a la “Mesta” de Castilla, es incluso 50 años anterior a ésta. Uno de los aspectos más significativos de la institución, ampliamente destacado por el conferenciante, es que correspondía al Justicia de Ganaderos y a la Casa no sólo jurisdicción civil, para dirimir los pleitos de esta naturaleza que pudieran surgir, sino incluso jurisdicción penal con facultad incluso de ejecución de las sentencias que en dicho ámbito se dictaban y que podían incluso llegar a la pena
de muerte, con utilización de un cadalso propio, incluso distinto al de la ciudad.

La Casa, por lo demás, va acaparando privilegios a partir del Siglo XIII que le dan una especial fuerza económica y política, convirtiéndola en una institución gremial diferente con un relevante poder. No obstante, indicó el conferenciante, que para explicar el surgimiento de la Casa de Ganaderos, es necesario remontarse a un siglo antes, con la toma de Zaragoza por las tropas cristianas de Alfonso I, lo que conllevó distintas medidas entre las cuales estuvieron la de repoblar y cristianizar Zaragoza, concediendo distintos privilegios a la ciudad, entre otros uno que será clave para la repoblación cristiana de la ciudad y la expansión de su actividad económica, privilegio que consistía en que los zaragozanos podrían pastar libremente en todo el reino, situación esta que se mantendrá hasta la llegada al trono de Felipe V, en cualquier caso la Casa de Ganaderos resulta, pues, la empresa más antigua de Aragón.

En el año 2010 la Casa de Ganaderos de Zaragoza la forman casi 300 ganaderos (propietarios de 150.000 ovejas) y su productos, entre los que destaca la Indicación Geográfica Protegida “Ternasco de Aragón”).

(Fuente: La Casa de Ganaderos de Aragón por D. Armando Serrano Martínez)